A D R I AN N E P I EC Z ONK A soprano BRIAN Z E G E R piano


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "A D R I AN N E P I EC Z ONK A soprano BRIAN Z E G E R piano"

Transcripción

1 Teatro de la Zarzuela Centro Nacional de Difusión Musical A D R I AN N E P I EC Z ONK A soprano BRIAN Z E G E R piano XXII CICLO DE LIED RECITAL I TEATRO DE LA ZARZUELA LUNES 05/10/15 20:00h

2 Centro Nacional de Difusión Musical UNIVERSO BARROCO Auditorio Nacional de Música UNIVERSO BARROCO Sala Sinfónica 10/12/15 ORQUESTA BARROCA DE HELSINKI AAPO HÄKKINEN clave y dirección MONICA GROOP mezzosoprano Obras de Johan Helmich Roman, Joseph Martin Kraus, Johann Sebastian Bach y Joseph Haydn 22/11/15 18:00h ENSEMBLE MATHEUS JEAN-CHRISTOPHE SPINOSI director MALENA ERNMAN Serse (mezzosoprano) HANNA HUSÁHR Romilda (soprano) SONIA PRINA Arsamene (contralto) KERSTIN AVEMO Atalanta (soprano) MARINA DE LISO Amastre (mezzosoprano) CHRISTIAN SENN Elviro (barítono) LUIGI DE DONATO Ariodate (bajo) George Frideric Haendel ( ): Serse, HW 40 21/01/16 HESPÈRION XXI JORDI SAVALL viola da gamba y dirección La Europa musical: Danzas italianas del renacimiento veneciano Obras de John Dowland, Orlando Gibbons, William Brade, Luys de Milán, Antonio de Cabezón, Diego Ortiz, Samuel Scheidt, Joan Cabanilles, Henry Purcell, Guillaume Dumanoir, Antonio Valente y anónimos 14/12/15 19:30h WIENER AKADEMIE MARTIN HASELBÖCK director SOPHIE KARTHÄUSER Susanna (soprano) CARLOS MENA Joacim (contratenor) ALOIS MÜHLBACHER Daniel (contratenor) MARIE-SOPHIE POLLAK Ayudante (soprano) PAUL SCHWEINESTER Primer anciano (tenor) LEVENTE PÁLL Segundo anciano (bajo barítono) GÜNTER HAUMER Chelsias y Juez (barítono) George Frideric Haendel ( ): Susanna, HW 66 25/02/16 ACCADEMIA BIZANTINA OTTAVIO DANTONE clave y dirección Johann Sebastian Bach: El arte de la fuga, BWV /01/16 19:30h IL POMO D ORO RICCARDO MINASI director PHILIPPE JAROUSSKY Arsace (contratenor) KARINA GAUVIN Partenope (soprano) JOHN MARK AINSLEY Emilio (tenor) EMÖKE BARATH Armindo (soprano) KATE ALDRICH Rosmira (contralto) HAVARD STENSVOLD Ormonte (bajo) George Frideric Haendel ( ): Partenope, HW 27 20/03/16 18:00h CONCERTO ITALIANO RINALDO ALESSANDRINI director CARLO ALLEMANO Adán (tenor) ROBERTA INVERNIZZI Eva (soprano) SONIA PRINA Caín (contralto) MONICA PICCININI Abel (soprano) AURELIO SCHIAVONI Dios (contratenor) SALVO VITALE Lucifer (bajo) Alessandro Scarlatti ( ): Cain, overo il primo omicidio 24/04/16 19:30h LA CAPELLA REIAL DE CATALUNYA HESPÈRION XXI JORDI SAVALL viola da gamba y dirección Miguel de Cervantes: viajes, sueños y utopías. En el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes ( ) UNIVERSO BARROCO Sala de Cámara 19:30h 28/10/15 LA GALANÍA RAQUEL ANDUEZA soprano Yo soy la locura II Obras de Henry du Bailly, Giovanni Stefani, Álvaro Torrente, Santiago de Murcia, Juan Hidalgo, Luis de Briceño, Lucas Ruiz de Ribayaz, Gaspar Sanz y anónimos 02/03/16 FORMA ANTIQVA AARÓN ZAPICO clave y dirección MARÍA EUGENIA BOIX soprano CARLOS MENA contratenor Crudo Amor: Pasiones y afectos en la voz de Agostino Steffani Obras de Agostino Steffani BR I AN ZEG ER soprano* piano* 07/03/16 LES ARTS FLORISSANTS PAUL AGNEW director Selección de madrigales de Claudio Monteverdi 16/03/16 AL AYRE ESPAÑOL EDUARDO LÓPEZ BANZO clave y dirección ADRIANA MAYER mezzosoprano HUGO BOLÍVAR contratenor DIEGO BLÁZQUEZ tenor SEBASTIÁN LEÓN barítono La Aurora divina Juan Manuel de la Puente: Cantadas inéditas Obras de Juan Manuel de la Puente, Sebastián Durón, Tomaso Albinoni y anónimos 13/04/16 ORQUESTA BARROCA DE SEVILLA ENRICO ONOFRI concertino y director JULIA DOYLE soprano Trauermusik en el s. XVIII Obras de Vicente Basset, Pere Rabassa, Antonio Ripa, Franz Joseph Haydn y Domingo Arquimbau 12/05/16 IL GIARDINO ARMONICO GIOVANNI ANTONINI director Con affetto Obras de Tarquinio Merula, Dario Castello, Francesco Rognoni, Jacob van Eyck, Andrea Falconieri, Giovan Battista del Buono, Alessandro Scarlatti, Antonio Vivaldi y Giovanni Legrenzi 28/05/16 JEAN-GUIHEN QUEYRAS violonchelo Integral de las Suites para violonchelo solo de Johann Sebastian Bach 26/11/15 V/VOX ENSEMBLE VIVICA GENAUX mezzosoprano Obras de Alessandro Scarlatti, Nicola Porpora y George Frideric Haendel AD R I AN N E P I ECZO N K A 09/06/16 XAVIER SABATA contratenor VESPRES D ARNADÍ DANI ESPASA director Furioso: Orlandos de Haendel y Vivaldi Obras de George Frideric Haendel y Antonio Vivaldi Venta de LOCALIDADES Cámara (desde el 01/10/15): de 10 a 20 Sinfónica (desde el 03/11/15): de 15 a 40 Butaca joven: 5 Consultar descuentos PUNTOS DE VENTA: Taquillas del Auditorio Nacional de Música síguenos en Pantone 186c cmyk 100/81/0/4 pantone: 258C cmyk 42/84/5/1 * Presentación en el Ciclo de Lied XXII CICLO DE LIED RECITAL I TEATRO DE LA ZARZUELA LUNES 05/10/15 20:00h

3 PROG R AMA PRIMERA PARTE SEGUNDA PARTE FRAN Z S C H UB E R T ( ) R IC H AR D WAGN ER ( ) Ganymed, op. 19, nº 3, D. 544 (1817) Wesendonck-Lieder (1857/58) Die Forelle, op. 32, D. 550 (1817) 1. Der Engel Frühlingsglaube, op. 20, nº 2, D. 686 (1820) 2. Stehe still! Du liebst mich nicht, op. 59, nº 1, D. 756 (1826) 3. Im Treibhaus Die junge Nonne, op. 43, nº 1, D. 828 (1825) 4. Schmerzen 5. Träume RICHAR D S T R A USS ( ) ER IC H KOR N GOLD ( ) Rote Rosen, AV 76 (1883) Four Shakespeare Songs, op. 31 (1948) Du meines Herzens Krönelein, op. 21, nº 2 (1890) 1. Desdemona s song Die Nacht, op. 10, nº 3 (1885) 2. Under the greenwood tree Ruhe meine Seele, op. 27, nº 1 (1894) Einerlei, op. 69, nº 3 3. Blow, blow thou winter wind 4. When birds do sing Begegnung, AV 72 (1880) Zueignung, op. 10, nº 1 (1885) Duración aproximada Primera parte: 45 minutos Descanso de 20 minutos Segunda parte: 40 minutos Se ruega al público no aplaudir hasta el final de cada bloque. El recital será transmitido por Radio Clásica de RNE en fecha que la emisora anunciará oportunamente:

4 6 7 MUSIK DES LICHTS IN DUNKLER ZEIT partes: el exordio, que abría el discurso encarrilando la argumentación, aquí con la imprescindible presencia de Schubert en un recital de lieder; el cuerpo de ese discurso, prueba lo que se pretende demostrar (Wagner y R. Strauss) y la peroratio final, resumen y consecuencias con un interesante regalo, Erich Wolfgang Korngold, poco conocido en nuestros medios. Música luminosa en época oscura Schubert, el rey del Lema de la exposición y festival homenaje a R. Strauss en Hamburgo (1979). La definición bien se puede ampliar al período que va desde los primeros lieder de Schubert (1811) a los últimos de R. Strauss y Korngold. La denominada segunda escuela berlinesa de lied (1780) deja preparado el terreno a una lírica de cuño romántico que con Goethe y Schiller fundamentaría la ingente floración poética alemana del XIX. Una producción en la que los compositores tratan de plasmar el ideal hegeliano de perfección artística: el maridaje de poesía y música, a fin de que ésta aporte lo indefinible e inexpresable por los conceptos. Y es en este terreno donde Schubert encuentra su más íntimo modo de expresión, su manifestación de todo lo que su interior era capaz de formular sólo a través del arte: su melodía y su piano (atentos a las más sutiles sugerencias del texto) conformaban un cuadro breve, pero intenso de su intimidad. Para él estaban vetados los grandes frescos wagnerianos, pero el lied germánico romántico alcanzó de su mano cotas iniciales de perfección: él encarnaba el espíritu del lied. Daniel VegA Pieczonka, soprano dramática de coloratura La canadiense Adrianne Pieczonka (nacida en Poughkeepsie, Estado de Nueva York), tras graduarse en la Universidad de Toronto y en la de Western Ontario (1985), debuta en 1988 con Lady Macbeth de Mtensk. Se instala en Viena en 1989, contratada por la Volksoper y en 1991 por la Staatsoper. Su repertorio (que cuenta con Mozart, Beethoven y Weber) se afinca en la ópera y la lírica del avanzado XIX y el XX no vanguardista: Wagner (Lohengrin, Die Meistersinger von Nürnberg, Tannhäuser, Der fliegende Holländer, Die Walküre que en la representación de Bayreuth, 2006, le mereció del Die Zeit alemán el calificativo de la Sieglinde de nuestra época ); Verdi (Otello, Falstaff, Don Carlo, Simon Boccanegra, Un ballo in maschera); Chaikovski (Eugenio Oneguin, La dama de picas); Puccini (Tosca); R. Strauss (Der Rosenkavalier, Ariadne auf Naxos, Elektra, Die Frau ohne Schatten, Arabella); Janác ek (Katia Kabanová); Britten (Peter Grimes). Este año ha encarnado en la ópera madrileña la Leonore de Fidelio. Especialización en la que habría que añadir dos discos: Arias de Wagner y Richard Strauss (2006), nominado para el Álbum Clásico del año 2007 de los premios canadienses Juno, distinción con la que fue premiada en 2010 su antología sobre Puccini, editada en Se trata de un repertorio que requiere una poderosa voz, de amplia tesitura, de sonoros bajos y ricos y potentes agudos, pero llena de flexibilidad. Su referencia es la soprano dramática o wagneriana, por el compositor que con su poderosa orquesta, sus larguísimas obras e incómodos registros requería una gran resistencia de sus intérpretes. Es decir, la soprano dramática de coloratura, que Verdi pedía para las prime donne en su última etapa. Me he extendido en la trayectoria artística de Adrianne Pieczonka, ya que da la clave de la organización del programa, que, como exigían los clásicos, presenta tres Y lo hizo a través de una producción ingente, que le permitió de 1815 a 1817, ambos inclusive, componer la mitad de sus 630 lieder (de ellos casi 150 en 1815), una etapa creativa que abarca hasta el número 596 del catálogo Deutsch. Una etapa intermedia, de menor producción ( ), marca desde 1823 (con el Deutsch 768) la final, anunciada por Die schöne Müllerin (La bella molinera), que coronarían los dos siguientes ciclos, Winterreise (El viaje de invierno) y Schwanengesang (El canto del cisne). He tenido siempre la convicción de que el lied es el crisol en el que el compositor alemán romántico ha ido purificando su capacidad creadora, al igual que el Barroco maduraba con el coral luterano en las manos. En el caso de Schubert, la primera etapa nos deja seis sinfonías, que plasman (no únicamente, por supuesto) lo que en el lied ha aprendido. En la segunda etapa nos regala La incompleta, la obertura Rosamunda, la ópera Alfonso y Estrella, el quinteto La trucha, el cuarteto La muerte y la doncella y la Fantasía del caminante, por enumerar algo de lo más sobresaliente. En la tercera, la de los tres ciclos de lieder, la Sinfonía en do mayor, La grande. Afortunadamente el presente programa ejemplifica las tres etapas: Ganymed y Die Forelle por una parte, Frühlingsglaube y Du liebst mich nicht por otra, y finalmente Die junge None. El espacio no me permite más que un par de apuntes. Ganimedes, el protagonista de Goethe (1778), que es arrebatado al Olimpo por un Zeus enamorado de su hermosura, concluye con el piano solo en una larga anábasis la ascensión de la retórica musical figurando la del héroe. Ch. F. Daniel Schubart (autor de Die Forelle), que tuvo que penar con diez años de prisión su crítica al absolutismo político, durante los cuales escribió figuradamente su experiencia (en este caso, su caída en el anzuelo político, aunque una estrofa, que Schubert no puso en música, lo deriva

5 8 9 como advertencia hacia una ingenua caperucita ). Es uno de los más célebres lieder de Schubert, especialmente a través de sus variaciones sobre el tema del quinteto que lleva su nombre. Richard Strauss Schubert y R. Strauss coinciden en aspectos fundamentales de su creación. Ambos han sido compositores de lieder desde sus inicios hasta el final de su carrera; los dos han ido engastando en su producción liederística el resto de su obra, que, como en el caso Wagner, les servía de estudios. Schubert en tres años de su corta vida produjo la mitad de su catálogo; Strauss, que vivió dos tercios más que el vienés, antes de producir hitos de su repertorio (Don Juan y Tod und Verklärung ), había compuesto 96 de sus 246 lieder y 59 en la década siguiente de , en la que crearía Till Eulenspiegel ( ), Also sprach Zarathustra (1896), Don Quixote (1897) y Vida de héroe ( ). En la década inicial del siglo XX compone 30 lieder, con la particularidad de que de 1906 a 1918, doce años, no vuelve a abordar este género. Puede deberse a que está enfrascado en algunas de sus grandes obras, como Elektra ( ), Der Rosenkavalier (1910), Ariadne auf Naxos ( ), El burgués gentilhombre (1912), Die Frau ohne Schatten y Eine Alpensinfonie (1915). A partir de este punto se reduce substancialmente la composición de lieder, que de 1920 a 1949 se limita a 32 obras. Cuatro de las canciones del programa no son posteriores al Don Juan en el siguiente orden cronológico: Begegnung (1880), Rote Rosen (1883), Die Nacht (1885) y Du meines Herzens Krönelein (1887). Ruhe, meine Seele (1894) pertenece al opus 27, un grupo de cuatro canciones por las que Strauss debió sentir cierta predilección, ya que Cäcilie y Morgen las orquestó en 1897 y un año antes de fallecer la del programa. Un especial interés presentan Begegnung y Rote Rosen, ya que se vinculan con un amor juvenil de Richard. En 1883 (19 años recién cumplidos) pasó diez días en Bad Heilbrunn, zona de baños termales visitada por gentes acomodadas de Europa, donde se enamora de Lotti Speyer, hija de un jurista y nieta de un compositor de canciones. Viven en la estación balnearia una intensa relación, que continúa epistolarmente. Strauss le compone y dedica un lied, Rote Rosen, al que adjunta otros dos, Begegnung y Die erwachte Rose. Se conserva la correspondencia inmediata, pero la relación no cuajó. Las tres piezas quedaron en posesión de la familia, descubiertas en 1958 y publicadas por la editorial Peters, fueron estrenadas por Elisabeth Schwarzkopf y Gerald Moore en el Carnegie Hall. Richard Wagner Entre 1848 y 1849 se desarrolló en la Confederación alemana un movimiento revolucionario, la Deutsche Revolution, de origen burgués y proletario contra la restauración tradicionalista de la Santa Alianza. Wagner (a la sazón director de la corte real de Sajonia, en la que estrenó El holandés errante y Tannhäuser), influido por las ideas del anarquista M. Bakunin, apoyó sin especial protagonismo el levantamiento de abril de Terminó fugitivo vía París, instalándose (1852) en Zúrich, donde conoció a Otto y Mathilde Wesendonk, él acaudalado comerciante de seda que le ayudó económicamente, y que fiándole a cuenta de sus futuros derechos de autor le cedió la casa rústica sita en la vecindad de la villa de la familia que ocupó en abril de Wagner, gran ególatra, tenía un concepto de sí próximo al Übermensch, el superhombre que formularía Nietzsche, que le liberaba de la ética usual. Acosado constantemente por deudas que contraía a sabiendas de que no las iba a saldar, explotó y engañó a sus benefactores y amigos, siendo especialmente sangrante el caso del director de orquesta Hans von Bülow, al que, mientras éste preparaba en Múnich el estreno de Tristan, privó de su mujer, Cósima, la hija de Liszt. Parece que la relación con Mathilde no pasó de lo platónico, pero su arrebato amoroso le llevó a componer cinco lieder sobre textos de aquella discreta poetisa. Fue más conocida por ser la musa de Wagner (consideraba que cada artista tenía derecho a ello), al que inspiró Tristan y estos cinco lieder del programa, los únicos de su catálogo. Más tarde confesaría que Mathilde es y sigue siendo mi primero y único amor. Ocupado en Sigfrido, y arrebatado por su situación emocional, Wagner lo interrumpe el 18 de junio de 1857 y escribe sobre el borrador Tristán, ya decidido. Así se vuelca en la obra, inspirada en Gottfried von Strassburg (hacia 1210), que plasmaba el amor imposible de los protagonistas. Como preparación pone en música las cinco canciones de esta colección, cuyo orden más habitual es el del programa. Tan cerca están los lieder de Tristan, que Im Treibhaus (En el invernadero, mayo 1858) y Träume (Sueños, diciembre 1857), los califica como Studien. Der Engel (El ángel, noviembre 1857), Stehe still! ( Detente!, febrero 1858) y Schmerzen (Angustias, diciembre 1857) son producto asimismo de idéntico impulso creador y contemporáneos del primer acto de Tristán. Musicalmente están en la misma onda: trabazón texto-música, melodía infinita, giros característicos, flexiones de la modulación que no permiten calmar el ánimo hasta la catarsis final todo hace recordar sus maneras y el camino que emprende a partir de la década de Erich Korngold No tan conocido como merece este compositor, requiere una breve semblanza. De familia hebrea, nace en Berno (antiguo Imperio Austro-Húngaro), de padre, conocido crítico musical, que sucede a E. Hanslick en la vienesa Neue Freie Presse (Nueva Prensa Libre). Un genio, un genio, es la exclamación con la que acoge sus composiciones de los nueve años G. Mahler, que encomienda su formación a A. von Zemlinski (maestro y cuñado de Schönberg) que, tras año y medio de magisterio, confiesa no tener ya nada que enseñarle. A los doce años estrena con gran éxito en la Ópera de Viena su ballet Schneemann (El muñeco de nieve). El mismo Strauss (al

6 10 que dedicó la obertura sinfónica Sursum corda estrenada en Viena en 1920 dirigida por el muniqués) le calificaba de genio precoz y resaltaba que esta seguridad de estilo, esta maestría formal, esta individualidad de expresión (particularmente en su sonata), estas armonías, todo nos asombra. En 1913, a sus 16 años, la Filarmónica de Viena bajo la dirección de F. Weingartner estrena su Sinfonietta, y su música es acogida por los grandes directores de la época, incluido R. Strauss. Su obra es de un notorio postromanticismo a la vienesa, alejado de la vanguardia; en su época americana es acusado de pasado de moda, cuando, tras la Segunda Guerra Mundial, pretende reafirmar su música en una Europa totalmente cambiada; finalmente encontraría la rehabilitación. Aborda todos los géneros. Su ópera de 1915 Die tote Stadt (La ciudad muerta), sería la más representada en los años de 1920 (su obra era por entonces en los países germano-parlantes la más interpretada después de R. Strauss) y fue seguida de otras cinco, serie que remataría la comedia musical Die Stumme Serenade (La serenata muda). En lo orquestal destacan su Concierto de piano para la mano izquierda (dedicado a Paul Wittgenstein, sería el primero de una serie que completarían Prokófiev, Ravel, R. Strauss, Britten y Hindemith), Concierto de violín, op. 35 (magnífico epílogo de la tradición germánica romántica que inaugura Beethoven), el Concierto de violonchelo, op. 37, la Serenata Sinfónica, op. 39, la Sinfonía, op. 40 (a la memoria de Roosevelt), el Tema con variaciones, op. 42 y la Straussiana (homenaje a Johann Strauss). En 1929 comienza su colaboración en Viena con el productor de cine austríaco huido del Berlín nazi Max Reinhardt (fundador de los festivales de Salzburgo con R. Strauss y su libretista Hugo von Hofmannsthal). Con él Korngold se afincaría también en Estados Unidos. Una veintena de obras de cámara, once arreglos de operetas (J. Strauss, especialmente) y más de 20 obras para el cine (varias premiadas con los Oscar) completan su catálogo. Con 14 años aborda el género lied, corpus integrado por 38 canciones, además de las 13 inéditas de J. von Eichendorf. Tan sólo utilizan la lengua inglesa las cuatro Songs of the Clown y las Four Shakespeare Songs de este programa, ambas de 1937, ambas con textos del autor de Hamlet y ambas estrenadas el 28 de junio de 1941 en Los Ángeles por Nanette Fabray con el compositor al piano. Tanto la primera, Desdemona s song del segundo acto de The Tragedy of Othello, como las restantes de As you like it reciben una música plena de sensibilidad y puro lirismo. Es decir, hacer cantar a la poesía y hablar a la música, como propuso Grillparzer para la tumba de Schubert. TEXTOS

7 12 13 PRIM ERA PAR TE F RAN Z S C H U BERT Ganymed Ganimedes Die Forelle La trucha Texto de Johann Wolfgang von Goethe ( ) Texto de Christian Friedrich Daniel Schubart ( ) Wie im Morgenglanze Du rings mich anglühst, Frühling, Geliebter! Mit tausendfacher Liebeswonne Sich an mein Herze drängt Deiner ewigen Wärme Heilig Gefühl, Unendliche Schöne! Cómo me rodeas con tu ardor en el resplandor de la mañana, primavera amada! Con millares de delicias de amor, el sagrado sentimiento de tu eterno calor se aferra a mi corazón, infinita belleza! In einem Bächlein helle, Da schoß in froher Eil Die launische Forelle Vorüber wie ein Pfeil. Ich stand an dem Gestade Und sah in süßer Ruh Des muntern Fischleins Bade Im klaren Bächlein zu. En un claro arroyuelo se precipita alegremente la trucha juguetona, que pasa de largo como una flecha. Yo estaba en la orilla observando satisfecho el baño del alegre pececillo en el claro arroyuelo. Daß ich dich fassen möcht In diesen Arm! Ojalá pudiera asirte entre estos brazos! Ach, an deinem Busen Lieg ich, und schmachte, Und deine Blumen, dein Gras Drängen sich an mein Herz. Du kühlst den brennenden Durst meines Busens, Lieblicher Morgenwind! Ruft drein die Nachtigall Liebend nach mir aus dem Nebeltal. Ah, sobre tu pecho yazgo y languidezco, y tus flores, tu hierba a mi corazón se aferran. Tú refrescas la sed ardiente de mi pecho, dulce brisa matutina! Me llama el dulce canto del ruiseñor desde las brumas del valle. Ein Fischer mit der Rute Wohl an dem Ufer stand, Und sah s mit kaltem Blute, Wie sich das Fischlein wand. Solang dem Wasser Helle, So dacht ich, nicht gebricht, So fängt er die Forelle Mit seiner Angel nicht. Un pescador con su caña se colocó en la orilla y miró a sangre fría serpentear al pececillo. Mientras el agua siga clara y no se enturbie, pensé, no podrá atrapar a la trucha con su anzuelo. Ich komm, ich komme! Ach, wohin, wohin? Ya voy, ya voy! Adónde?, ay, adónde? Hinauf strebt s hinauf! Es schweben die Wolken Abwärts, die Wolken Neigen sich der sehnenden Liebe. Mir! Mir! In eurem Schoße Aufwärts! Umfangend umfangen! Aufwärts an deinen Busen, Alliebender Vater! Hacia arriba!, vamos, hacia arriba! Las nubes flotan descendiendo, las nubes se inclinan ante el amor anhelante. A mí! A mí! En vuestro seno, hacia arriba! Abrazando, abrazado! Hacia arriba, junto a tu pecho, padre amante de todas las cosas! Doch endlich ward dem Diebe Die Zeit zu lang. Er macht Das Bächlein tückisch trübe, Und eh ich es gedacht, So zuckte seine Rute, Das Fischlein zappelt dran, Und ich mit regem Blute Sah die Betrog ne an. Finalmente el ladrón se cansó de esperar. El pérfido enturbió las aguas del arroyuelo, y antes de que me diera cuenta la caña dio tal respingo que enganchó al pececillo. Y se me encendió la sangre al ver a la presa engañada. Frühlingsglaube Fe en la primavera Texto de Johann Ludwig Uhland ( ) Die linden Lüfte sind erwacht, Sie säuseln und weben Tag und Nacht, Sie schaffen an allen Enden. O frischer Duft, o neuer Klang! Nun, armes Herze, sei nicht bang! Nun muß sich alles, alles wenden. Han despertado las suaves brisas, susurran y se mecen día y noche, se esparcen por todos los rincones. Oh, frescos perfumes! Oh, nuevos sonidos! Ahora, pobre corazón, no temas! Ahora todo debe cambiar. Die Welt wird schöner mit jedem Tag, Man weiß nicht, was noch werden mag, Das Blühen will nicht enden; Es blüht das fernste, tiefste Tal; Nun, armes Herz, vergiß der Qual! Nun muß sich alles, alles wenden. El mundo se embellece día tras día, no sabemos qué habrá aún de llegar, el florecimiento no va a tener fin, florece el valle más hondo y más lejano; ahora, pobre corazón, olvida tus tormentos! Ahora todo, todas las cosas deben cambiar.

8 14 15 R IC HA R D STR A U SS Du liebst mich nicht No me amas Rote Rosen Rosas rojas Texto de August Graf von Platen ( ) Texto de Karl Steiler ( ) Mein Herz ist zerrissen, du liebst mich nicht! Du ließest mich s wissen, du liebst mich nicht! Wiewohl ich dir flehend und werbend erschien, Und liebebeflissen, du liebst mich nicht! Du hast es gesprochen, mit Worten gesagt, Mit allzugewissen, du liebst mich nicht! So soll ich die Sterne, so soll ich den Mond, Die Sonne vermissen? du liebst mich nicht! Was blüht mir die Rose? was blüht der Jasmin? Was blühn die Narzissen? du liebst mich nicht! Mi corazón está desgarrado, no me amas! Me hiciste saber que no me amas! Aunque con cortejos me presenté ante ti, implorante, amorosa, no me amas! Lo dijiste, sonó en tus palabras, con toda certeza, no me amas! Habré entonces de añorar las estrellas, añorar la luna y el sol? No me amas! Qué será para mí el florecer de la rosa? Y del jazmín? Y el florecer del narciso? No me amas! Weißt du die Rose, die du mir gegeben? Der scheuen Veilchen stolze, heiße Schwester; Von Deiner Brust trug noch ihr Duft das Leben, Und an dem Duft sog ich fest mich und fester. Recuerdas las rosas que me diste? La orgullosa y ardiente hermana de la tímida violeta; su fragancia aún extraía vida de tu pecho y yo me imbuía de esa fragancia cada vez con más fuerza. Ich seh dich vor mir: Stirn und Schläfe glühend, Den Nacken trotzig, weich und weiß die Hände, Im Aug noch Lenz, doch die Gestalt erblühend, Voll, wie das Feld blüht um Sonnenwende. Te veo ante mí: frente y sienes en llamas, tu nuca desafiante, tus manos suaves y blancas, la primavera aún en tus ojos, tu figura en plena floración, como florece el campo en el solsticio. Die junge Nonne La joven monja Texto de Jacob Nicolaus Craigher de Jachelutta ( ) Um mich webt Nacht, die kühle, wolkenlose, Doch Tag und Nacht, sie sind in eins zerronnen. Es träumt mein Sinn von deiner roten Rose Und von dem Garten, drin ich sie gewonnen. La noche, fresca y sin nubes, va tejiéndose a mi alrededor, pero día y noche se funden en una sola cosa. Sueño con tu rosa roja y con el jardín en que la gané. Wie braust durch die Wipfel der heulende Sturm! Es klirren die Balken es zittert das Haus! Es rollet der Donner es leuchtet der Blitz! Und finster die Nacht, wie das Grab! Immerhin, immerhin! Cómo aúlla por las cimas la rugiente tormenta! Crujen las vigas, tiembla la casa! Retumba el trueno, destella el rayo! Y la noche es oscura como la tumba! Así sea, así sea! Du meines Herzens Krönelein Tú, corona de mi corazón Texto de Felix Dahn ( ) So tobt es auch jüngst noch in mir! Es brauste das Leben, wie jetzo der Sturm! Es bebten die Glieder, wie jetzo das Haus! Es flammte die Liebe, wie jetzo der Blitz! Und finster die Brust, wie das Grab! No hace mucho una tormenta estalló también dentro de mí! Mi vida rugía como lo hace ahora la tormenta! Mis miembros temblaban como ahora la casa! El amor llameaba como ahora el relámpago! Y mi corazón estaba oscuro como la tumba! Du meines Herzens Krönelein, Du bist von lautrem Golde, Wenn Andere daneben sein, Dann bist du erst viel holde. Tú, corona de mi corazón, tú eres de oro puro, cuando otros están a tu lado, eres aún más adorable. Die Andern tun so gern gescheit, Du bist gar sanft und stille; Daß jedes Herz sich dein erfreut, Dein Glück ist s, nicht dein Wille. A otros les encanta parecer listos, tú eres tan dulce y apacible; que todos los corazones se deleiten en ti es tu fortuna, no tu voluntad. Nun tobe, du wilder gewalt ger Sturm! Im Herzen ist Friede, im Herzen ist Ruh! Des Bräutigams harret die liebende Braut, Gereinigt in prüfender Glut Der ewigen Liebe getraut. Sigue rugiendo, salvaje y poderosa tormenta! En mi corazón hay paz, en mi corazón hay calma! La amorosa novia espera al novio, purificada por el fuego que te pone a prueba, desposada con el amor eterno. Die Andern suchen Lieb und Gunst Mit tausend falschen Worten, Du ohne Mund- und Augenkunst Bist wert an allen Orten. Otros buscan amor y favores con miles de palabras falaces, tú, sin artificio de boca u ojos, eres estimada en todas partes. Ich harre, mein Heiland, mit sehnendem Blick; Komm, himmlischer Bräutigam! hole die Braut! Erlöse die Seele von irdischer Haft! Horch! friedlich ertönet das Glöcklein vom Turm; Es lockt mich das süße Getön Allmächtig zu ewigen Höhn Alleluja! Yo espero, mi Salvador, con mirada anhelante; ven, novio celestial! Recoge a tu prometida! Libera a su alma de los lazos terrenales! Escucha! La campana repica pacíficamente desde la torre. El dulce sonido me atrae todopoderosamente hacia alturas celestiales: Aleluya! Du bist als wie die Ros im Wald, Sie weiß nichts von ihrer Blüte, Doch Jedem, der vorüberwallt, Erfreut sie das Gemüte. Eres como la rosa en el bosque, que no sabe nada de que ha florecido, pero alegra el corazón de quienes pasean a su lado.

9 16 17 Die Nacht La noche Einerlei Mismidad Texto de Hermann von Gilm zu Rosenegg ( ) Texto de Ludwig Achim von Arnim ( ) Aus dem Walde tritt die Nacht, Aus den Bäumen schleicht sie leise, Schaut sich um in weitem Kreise, Nun gib acht! De entre el bosque surge la noche, de entre los árboles se desliza suave y sigilosa, observa ampliamente en derredor, presta atención! Alle Lichter dieser Welt, Alle Blumen, alle Farben Löscht sie aus und stiehlt die Garben Weg vom Feld. Todas las luces de este mundo, todas las flores, todos los colores los extingue y roba las gavillas de los campos. Ihr Mund ist stets derselbe, Sein Kuß mir immer neu, Ihr Auge noch dasselbe, Sein freier Blick mir treu; O du liebes Einerlei, Wie wird aus dir so mancherlei! Su boca es siempre la misma, su beso es siempre nuevo, sus ojos siguen siendo los mismos, su mirada franca me es fiel; oh, querida mismidad, cómo procede de ti tanta diversidad! Begegnung Encuentro Texto de Otto Friedrich Gruppe ( ) Die Treppe hinunter gesprugen Komm ich in vollem Lauf, Die Trepp empor gesprungen Kommt er und fängt mich auf: Und wo die Trepp so dunkel ist, Haben wir vielmals uns geküßt, Doch niemand hat s gesehen. Bajé saltando las escaleras a toda velocidad, él las subió a grandes saltos y me tomó en sus brazos: y donde las escaleras son tan oscuras intercambiamos muchos besos, pero nadie lo vio. Ich komm in den Saal gegangen, Da wimmelt s von Gästen bunt, Wohl glühten mir die Wangen, Wohl glühte mir auch der Mund: Ich meint, es säh mir s jeder an, Was wir da mit einander gethan Doch niemand hat s geseh n. Entré en la sala, que estaba llena de invitados, me ardían las mejillas y la boca también me ardía: pensaba que, al mirarme, todos sabrían lo que habíamos hecho juntos, pero nadie lo vio. Ich mußte hinaus in den Garten, Und wollte die Blumen sehn, Ich konnt es nicht erwarten, In den Garten hinaus zu gehn. Da blühten die Rosen überall, Da sangen die Vögel mit lautem Schall, Als hätten sie s geseh n. Tuve que salir al jardín, pues quería ver las flores, no podía esperar más al momento de salir al jardín. En él florecían las rosas por todas partes, cantaban los pájaros a plena voz como si ellos sí lo hubieran visto. Zueignung Dedicatoria Texto de Hermann von Gilm ( ) Ja, du weißt es, teure Seele, Daß ich fern von dir mich quäle, Liebe macht die Herzen krank, Habe Dank. Sí, tú sabes, querida alma, que agonizo lejos de ti, el amor hace enfermar al corazón: te doy las gracias. Einst hielt ich, der Freiheit Zecher, Hoch den Amethysten-Becher, Und du segnetest den Trank, Habe Dank. Un día, ebrio de libertad, elevé la copa de amatista y tú bendijiste la bebida: te doy las gracias. Und beschworst darin die Bösen, Bis ich, was ich nie gewesen, Heilig, heiling an s Herz dir sank, Habe Dank. Y conjuraste las fuerzas del mal, hasta que yo, por primera vez, me hundí sagradamente sobre tu pecho: te doy las gracias. Alles nimmt sie, was nur hold, Nimmt das Silber weg des Stroms, Nimmt vom Kupferdach des Doms Weg das Gold. Arrebata todo lo que es hermoso, arrebata la plata del río, del techo cobrizo de la catedral arrebata su oro. Ausgeplündert steht der Strauch: Rücke näher, Seel an Seele, O die Nacht, mir bangt, sie stehle Dich mir auch. Los arbustos están desnudos: acércate más, alma contra alma, oh, temo que la noche te aparte también de mí. Ruhe meine Seele! Descansa, alma mía! Texto de Karl Henckell ( ) Nicht ein Lüftchen Regt sich leise, Sanft entschlummert Ruht der Hain; Durch der Blätter Dunkle Hülle Stiehlt sich lichter Sonnenschein. Ruhe, ruhe, Meine Seele, Deine Stürme Gingen wild, Hast getobt und Hast gezittert, Wie die Brandung, Wenn sie schwillt! Diese Zeiten Sind gewaltig, Bringen Herz und Hirn in Not Ruhe, ruhe, Meine Seele, Und vergiß, Was dich bedroht! No se mueve ni una brizna de aire, la arboleda se adormece dulcemente y reposa; a través del oscuro velo de las hojas penetran a hurtadillas los pálidos rayos de sol. Descansa, descansa, alma mía, viviste tempestades atroces, has bramado, te has estremecido como los azotes del oleaje! Estos tiempos son impetuosos, desasosiegan el corazón y la mente. Descansa, descansa, alma mía, y olvida aquello que te amenaza!

10 18 19 SEGUNDA PAR TE RICHAR D WAGN ER Wesendonck-Lieder Canciones sobre poemas de Mathilde Wesendonck Textos de Mathilde Wesendonck ( ) 1. Der Engel In der Kindheit frühen Tagen Hört ich oft von Engeln sagen, Die des Himmels hehre Wonne Tauschen mit der Erdensonne, 1. El ángel En los primeros días de la niñez oí hablar a menudo de ángeles que cambiarían las delicias sublimes del cielo por el sol de la tierra, Daß, wo bang ein Herz in Sorgen Schmachtet vor der Welt verborgen, Daß, wo still es will verbluten, Und vergehn in Tränenfluten, de modo que cuando, oculto del mundo, añora y se amedrenta un corazón acongojado, cuando quiere desangrarse y disolverse en un mar de lágrimas, Daß, wo brünstig sein Gebet Einzig um Erlösung fleht, Da der Engel niederschwebt, Und es sanft gen Himmel hebt. cuando eleva ardientemente su plegaria con el solo anhelo de la salvación, entonces el ángel desciende por el aire y lo eleva suavemente hacia el cielo. Ja, es stieg auch mir ein Engel nieder, Und auf leuchtendem Gefieder Führt er, ferne jedem Schmerz, Meinen Geist nun himmelwärts! Sí, un ángel ha bajado también hasta mí, y, con sus alas resplandecientes, conduce ya, lejos de todo sufrimiento, a mi espíritu hacia el cielo! 2. Stehe still! Sausendes, brausendes Rad der Zeit, Messer du der Ewigkeit; Leuchtende Sphären im weiten All, Die ihr umringt den Weltenball; Urewige Schöpfung, halte doch ein, Genug des Werdens, laß mich sein! 2. Detente! Fragosa y fragorosa rueda del tiempo, medida de la eternidad; esferas relucientes del vasto universo, que rodeáis la esfera del mundo; creación eterna y primigenia, detente, cesa tu devenir, déjame ser! Halte an dich, zeugende Kraft, Urgedanke, der ewig schafft! Hemmet den Atem, stillet den Drang, Schweiget nur eine Sekunde lang! Schwellende Pulse, fesselt den Schlag; Ende, des Wollens ew ger Tag! Daß in selig süßem Vergessen Ich mög alle Wonnen ermessen! Contente, fuerza engendradora, pensamiento primero, eterno creador! Calmad la respiración, amainad el impulso, callad sólo un segundo! Pulsos acuciantes, refrenad vuestro latido; concluye, eterno día de la voluntad! Que en dulce y bienaventurado olvido sea capaz de valorar toda mi dicha! Wenn Aug in Auge wonnig trinken, Seele ganz in Seele versinken; Wesen in Wesen sich wiederfindet, Und alles Hoffens Ende sich kündet, Die Lippe verstummt in staunendem Schweigen, Keinen Wunsch mehr will das Innre zeugen: Erkennt der Mensch des Ew gen Spur, Und löst dein Rätsel, heil ge Natur! Cuando un ojo bebe dichosamente en otro, el alma se sumerge enteramente en el alma; el ser se encuentra en el ser y se alcanza el fin de toda esperanza, los labios callan en un silencio absorto, el corazón no muestra ya ningún deseo: el hombre reconoce la huella de lo eterno y resuelve tu enigma, sagrada naturaleza! 3. Im Treibhaus Hochgewölbte Blätterkronen, Baldachine von Smaragd, Kinder ihr aus fernen Zonen, Saget mir, warum ihr klagt? 3. En el invernadero Coronas de hojas de altas bóvedas, baldaquines de esmeralda, hijas de lejanas tierras, decidme, por qué os lamentáis? Schweigend neiget ihr die Zweige, Malet Zeichen in die Luft, Und der Leiden stummer Zeuge Steiget aufwärts, süßer Duft. Silenciosas inclináis las ramas, trazáis dibujos en el aire, y mudo testigo de vuestros pesares se eleva una dulce fragancia. Weit in sehnendem Verlangen Breitet ihr die Arme aus, Und umschlinget wahnbefangen Öder Leere nicht gen Graus. Con amplios deseos anhelantes se extienden vuestros brazos, y rodeáis con conciencia engañada el fútil horror del huero yermo. Wohl, ich weiß es, arme Pflanze; Ein Geschicke teilen wir, Ob umstrahlt von Licht und Glanze, Unsre Heimat ist nicht hier! Bien lo sé, pobres plantas: compartimos un sino, pues aunque nos inunden el brillo y la luz, no está aquí nuestra patria. Und wie froh die Sonne scheidet Von des Tages leerem Schein, Hüllet der, der wahrhaft leidet, Sich in Schweigens Dunkel ein. Y qué alegremente se separa el sol del vacío resplandor del día, quien sufre realmente se recubre con la oscuridad del silencio. Stille wird s, ein säuselnd Weben Füllet bang den dunklen Raum: Schwere Tropfen seh ich schweben An der Blätter grünem Saum. Se hace la calma, una susurrante agitación llena medrosa el espacio sombrío: veo flotando pesadas gotas junto al verde filo de las hojas.

11 20 21 ER IC H KO R NG O LD 4. Schmerzen Sonne, weinest jeden Abend Dir die schönen Augen rot, Wenn im Meeresspiegel badend Dich erreicht der frühe Tod; 4. Angustias Sol, lloras todas las tardes hasta que tus hermosos ojos enrojecen, cuando, bañándote en el espejo del mar, te alcanza la muerte prematura; Doch erstehst in alter Pracht, Glorie der düstren Welt, Du am Morgen neu erwacht, Wie ein stolzer Siegesheld! pero te elevas con el antiguo esplendor, gloria del lóbrego mundo, despertando de nuevo de mañana como un altivo héroe victorioso. Ach, wie sollte ich da klagen, Wie, mein Herz, so schwer dich sehn, Muß die Sonne selbst verzagen, Muß die Sonne untergehn? Ah, por qué habría de lamentarme, por qué verte tan apesadumbrado, corazón mío, si el sol mismo debe desanimarse, si el sol debe extinguirse? Und gebieret Tod nur Leben, Geben Schmerzen Wonne nur: O wie dank ich, daß gegeben Solche Schmerzen mir Natur! Y si la muerte sólo engendra vida, y los tormentos sólo traen delicias: oh, cuánto agradezco a la naturaleza que me concediera semejantes angustias! 5. Träume 5. Sueños Sag, welch wunderbare Träume Halten meinen Sinn umfangen, Daß sie nicht wie leere Schäume Sind in ödes Nichts vergangen? Dime, qué sueños maravillosos se han apoderado de mis sentidos que, como espuma vacía, no se han desvanecido en la desolada nada? Träume, die in jeder Stunde, Jedem Tage schöner blühn, Und mit ihrer Himmelskunde Selig durchs Gemüte ziehn! Sueños que hora tras hora, día tras día, más hermosos florecen, y con sus nuevas celestiales surcan dichosamente mi corazón. Träume, die wie hehre Strahlen In die Seele sich versenken, Dort ein ewig Bild zu malen: Allvergessen, Eingedenken! Sueños que como gloriosos rayos se sumergen en el alma para pintar allí una imagen eterna: olvidando todo, con sólo un pensamiento! Träume, wie wenn Frühlingssonne Aus dem Schnee die Blüten küßt, Daß zu nie geahnter Wonne Sie der neue Tag begrüßt, Sueños como cuando el sol primaveral besa las flores salidas de la nieve, de modo que con placer jamás presentido saluda el nuevo día, Daß sie wachsen, daß sie blühen, Träumed spenden ihren Duft, Sanft an deiner Brust verglühen, Und dann sinken in die Gruft. de modo que crecen, florecen, exhalan mientras sueñan su fragancia, dulcemente se extinguen en tu pecho y luego se sumergen en la tumba. (Studie zu Tristan und Isolde) (Estudio para Tristán e Isolda) Four Shakespeare Songs Cuatro canciones sobre textos de Shakespeare 1. Desdemona s Song 1. Canción de Desdémona D esdemona The poor soul sat sighing by a sycamore tree, Sing all a green willow; Her hand on her bosom, her head on her knee, Sing willow, willow, willow. The fresh streams ran by her and murmur d her moans; Sing willow, willow, willow. Her salt tears fell from her, and soften d the stones; Sing willow, willow, willow. D esdémona La pobrecilla se sentó suspirando junto a un ciclamor, cantad todos a un sauce verde; su mano en su pecho, su mano en su rodilla, cantad sauce, sauce, sauce. Los frescos arroyos avanzaban a su lado y susurraban sus lamentos; cantad sauce, sauce, sauce. Lágrimas saladas manaban de sus ojos y suavizaban las piedras; cantad sauce, sauce, sauce. Sing all a green willow my garland must be. Sing all a green willow; Let nobody blame him, his scorn I approve. Sing willow, willow, willow. I call d my love, false love; but what said he then? Sing willow, willow, willow. If I court mo e women, you ll couch with mo e men! Sing willow, willow, willow. Cantad todos al sauce verde que habrá de servirme de guirlanda. Cantad todos al sauce verde; que nadie le culpe, yo apruebo su desdén. Cantad sauce, sauce, sauce. Llamé falso amor a mi amor; pero, qué dijo él entonces? Cantad sauce, sauce, sauce. Si yo cortejo a más mujeres, os acostaréis con más hombres! Cantad sauce, sauce, sauce. Texto de William Shakespeare ( ) de The Tragedy of Othello (Acto IV, escena 3)

12 Under the Greenwood Tree 2. Bajo el árbol del bosque Under the greenwood tree Who loves to lie with me, And turn his merry note Unto the sweet bird s throat, Come hither, come hither: Here shall he see No enemy But winter and rough weather. Quien quiera vivir conmigo bajo el árbol del bosque y moldear su dulce melodía con los dulces sones del pájaro, que venga aquí, que venga aquí; aquí no verá a otro enemigo que el invierno y el mal tiempo. Who doth ambition shun, And loves to live i th sun, Seeking the food he eats, And pleas d with what he gets, Come hither, come hither: Here shall he see No enemy But winter and rough weather. Quien renuncie a la ambición y ame vivir despreocupadamente, buscando el alimento que coma y quede satisfecho con lo que obtenga, que venga aquí, que venga aquí: aquí no verá a otro enemigo que el invierno y el mal tiempo. If it do come to pass That any man turn ass, Leaving his wealth and ease, A stubborn will to please, Ducdame, ducdame: Here shall he see Gross fools as he, An if he will come to me. Si llegara a pasar que un hombre se transformara en asno, abandonando su riqueza y sus comodidades para satisfacer una voluntad tenaz, traédmelo, traédmelo: aquí verá a memos tan memos como él si quiere venir aquí conmigo. Texto de William Shakespeare ( ) de As you like it (Acto II, escena 5) 3. Blow, blow thou Winter Wind 3. Sopla, sopla, viento de invierno Blow, blow thou winter wind, Thou art not so unkind As man s ingratitude; Thy tooth is not so keen Because thou art not seen, Although thy breath be rude. Heigh ho! sing heigh ho! unto the green holly: Most friendship is feigning, most loving mere folly: Then, heigh ho! the holly! This life is most jolly. Sopla, sopla, viento de invierno, no eres tan cruel como la ingratitud humana; tu diente no es tan afilado porque no se te ve, aunque tu aliento sea áspero. Jeijo! Canta jeijo! Al verde acebo: la amistad suele ser engañosa, y el amor simple locura: entonces, jeijo! El acebo! Esta vida es muy divertida. Freeze, freeze, thou bitter sky, Thou dost not bite so nigh As benefits forgot: Though thou the waters warp, Thy sting is not so sharp As friend remember d not. Heigh ho! sing heigh ho! unto the green holly: Most friendship is feigning, most loving mere folly: Then, heigh ho! the holly! This life is most jolly. Hiela, hiela, cielo acerbo, tú no muerdes tan cerca del corazón como se olvidan las buenas acciones: aunque tú combas las aguas, tu dardo no es tan penetrante como el amigo olvidado. Jeijo! Canta jeijo al verde acebo! La amistad suele ser engañosa, y el amor pura locura: entonces, jeijo! El acebo! Esta vida es muy divertida. Texto de William Shakespeare ( ) de As you like it (Acto II, escena 7)

13 When Birds do sing 4. Cuando cantan los pájaros It was a lover and his lass, With a hey, and a ho, and a hey nonino, That o er the green cornfield did pass. In the springtime, the only pretty ring time, When birds do sing, hey ding a ding, ding; Sweet lovers love the spring. Había un muchacho y su muchacha, con un jei y un jo y un jei nonino, que pasaron por el campo de verdes espigas en primavera, la mejor época para intercambiarse anillos, cuando los pájaros cantan, jei din din dilera, los dulces amantes aman la primavera. Between the acres of the rye, With a hey, and a ho, and a hey nonino, These pretty country folks would lie, In the springtime, the only pretty ring time, When birds do sing, hey ding a ding, ding; Sweet lovers love the spring. Entre los campos de centeno, con un jei y un jo y un jei nonino, estos guapos campesinos se recostarán, en primavera, la mejor época para intercambiarse anillos, cuando los pájaros cantan, jei din din dilera, los dulces amantes aman la primavera. This carol they began that hour, With a hey, and a ho, and a hey nonino, How that a life was but a flower In the springtime, the only pretty ring time, When birds do sing, hey ding a ding, ding; Sweet lovers love the spring. Esta canción empezará en ese momento, con un jei y un jo y un jei nonino, diciendo que la vida no es más que una flor en primavera, la mejor época para intercambiarse anillos, cuando los pájaros cantan, jei din din dilera, los dulces amantes aman la primavera. And therefore take the present time With a hey, and a ho, and a hey nonino, For love is crowned with the prime In the springtime, the only pretty ring time, When birds do sing, hey ding a ding, ding; Sweet lovers love the spring. Aprovechad, pues, el momento presente, con un jei y un jo y un jei nonino, porque el amor se corona de flores en primavera, la mejor época para intercambiarse anillos, cuando los pájaros cantan, jei din din dilera, los dulces amantes aman la primavera. Texto de William Shakespeare ( ) de As you like it (Acto V, escena 3) BIOGRAFÍAS

14 ADRIANNE PIECZONKA soprano La soprano canadiense Adrianne Pieczonka realizó sus estudios de canto en las Universidades de Western Ontario y Toronto. En 1989 fue contratada como solista en la Volksoper de Viena y en 1991 entró a formar parte de la compañía de la Ópera de Viena, donde inició su carrera internacional. En 2007 fue nombrada Kammersängerin por el gobierno austríaco. Su repertorio operístico incluye papeles como la Condesa (Le nozze di Figaro), Donna Elvira y Donna Anna (Don Giovanni), Arabella (Arabella), la Mariscala (Der Rosenkavalier), Ariadne (Ariadne auf Naxos), Eva (Die Meistersinger von Nürnberg), Elsa (Lohengrin), Desdemona (Otello), Elisabetta (Don Carlo), Amelia (Simon Boccanegra), Alice Ford (Falstaff), Tosca (Tosca), Tatiana (Eugenio Oneguin), Lisa (Dama de picas), Agathe (Der Freischütz), Ellen (Peter Grimes), Katia (Katia Kabanová), Elisabeth (Tannhäuser), así como Sieglinde (Die Walküre), Leonore (Fidelio), Kaiserin (Frau ohne Schatten) y Amelia (Un ballo in maschera). Ha cantado en la mayoría de los grandes escenarios operísticos, como Zúrich, Ginebra, Hamburgo, Múnich, Dresde, Berlín, Colonia, Stuttgart, Viena, Buenos Aires, Glyndebourne, París, Los Ángeles, San Francisco, Barcelona, Londres, Florencia, Milán, Toronto y Nueva York. En ópera y conciertos ha trabajado con grandes directores como Riccardo Muti, Georg Solti, Claudio Abbado, Zubin Mehta, Nikolaus Harnoncourt, Lorin Maazel, Sir Colin Davis, Christian Thielemann y Kent Nagano, entre otros. Entre sus representaciones operísticas más destacadas cabe señalar su presentación en el Covent Garden como Donna Anna en Don Giovanni y Chrysothemis en Elektra; Otello, Rosenkavalier, Tannhäuser y Frau ohne Schatten en la Scala de Milán; su debut en el Metropolitan de Nueva York como Lisa en La dama de picas; Don Carlo y Rosenkavalier en el Festival de Salzburgo y Chrysothemis (Elektra, con dirección escénica de Patrice Chereau) en Aix-en-Provence. Debutó el papel de Sieglinde en Die Walküre en una nueva producción de la Canadian Opera Company, personaje que cantó también en Nueva York y en una nueva producción del Der Ring des Nibelungen en el Festival de Bayreuth en 2006 y En Bayreuth ha cantado también Senta (Der fliegende Holländer). Con su repertorio de concierto y recitales se ha presentado con gran éxito en la Konzerthaus de Viena, la Salle Pleyel de París, el Lincoln Center y el Carnegie Hall de Nueva York, los Proms de Londres, así como los festivales de Edimburgo, Lucerna, Montpellier y Salzburgo. Actúa por primera en el Ciclo de Lied. Jared Sltaer 27 Andreas Klingberg 26 BRIAN ZEGER piano Nacido en el estado de Nueva York, es licenciado en literatura inglesa por la Universidad de Harvard, la Juilliard School y la Manhattan School of Music. Algunos de sus maestros son Morris Borenstein, Sascha Gorodnitzki y Nina Svetlanova. Y en la actualidad es reconocido como uno de los principales pianistas acompañantes. Brian Zeger ha tocado en las más importantes salas de conciertos con grandes cantantes como Marilyn Horne, Deborah Voigt, Anna Netrebko, Susan Graham, René Pape, Dame Kiri Te Kanawa, Frederica von Stade, Piotr Beczała, Bryn Terfel, Joyce DiDonato, Denyce Graves y Adrianne Pieczonka. Es invitado habitual de numerosos festivales, como Aspen, Ravinia, Caramoor, Aldeburgh y Santa Fe. También ha colaborado con destacados cuartetos y grupos de cámara. Además de su distinguida carrera de concertista, es director artístico del Departamento Vocal de la Juilliard School y director ejecutivo del Lindemann Young Program del Metropolitan Opera House de Nueva York. Dirigió durante muchos años el Departamento Vocal del Instituto Steans en el Festival de Ravinia y colaboró también con la Music Academy of the West en Santa Bárbara, el Instituto Chautauqua, el Mannes College of Music y el Conservatorio Peabody. Ha impartido clases magistrales en numerosas instituciones, entre ellas la Guildhall School of Music de Londres, el Cincinnati College, el Tanglewood Music Center, la Fundación Marilyn Horne y la Universidad de Stanford. Sus grabaciones más recientes incluyen Preludios, canciones españolas con Isabel Leonard, y una selección de lieder de Strauss y Wagner con Adrianne Pieczonka, ambos para el sello Delos. La temporada pasada Delos publicó Dear Theo, tres ciclos de canciones de Ben Moore con Paul Appleby, Susanna Phillips y Brett Polegato. Actúa por primera en el Ciclo de Lied.